Aumenta el indicador de esperanza de vida, informa la OMS

En los últimos tiempos, las personas viven más años, se hacen longevos, pero no inactivos.

La esperanza de vida ha crecido en el mundo enormemente en los últimos años. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el indicador de esperanza de vida aumentó cinco años en el lapso del 2000 al 2015.

En México, está ocurriendo lo mismo mientras que en la década de los setentas, la esperanza de vida se ubicaba en 60 años, en el 2000 se incrementó a 74 años, y en el 2016, este indicador aumentó a 76 años de edad, según el INEGI.

Y eso fue justo lo que llamó la atención del cineasta Lorenzo Hagerman, quien filmó el documental ‘Aquí sigo’, como un tributo a esas personas que, a pesar de la edad, no se detienen para seguir haciendo, seguir construyendo, y seguir aprendiendo, incluso, aun cuando algunos ya rebasaron los 90 años.

Lorenzo Hagerman, director del documental ‘Aquí sigo’, dijo: “Es gente que tiene pues no sólo mucha vida, sino mucha experiencia y que tiene mucho que enseñar y que aprender todavía, y un poco eso era lo que a mí me llamaba la atención”.

Para todos quienes participaron en la elaboración de la cinta, no sólo es importante entender el impacto y la responsabilidad social que la población representa para un país, sino el valor que su experiencia puede aportar al resto de la humanidad.

El documental ‘Aquí sigo’, cuenta la historia de 19 personajes que ubicaron en distintos países, como Canadá, Costa Rica, Japón, Italia, España y México.

Se dedicaron a buscar a lo largo de dos años y medio, esas historias que merecían contarse.

“Son personajes que han vivido más de una guerra, especialmente los europeos, en Japón, la Segunda Guerra Mundial, son personajes que han pasado hambres, que han vivido momentos difíciles de la historia mundial, que saben lo que es la carencia y que fueron educados a la antigua, son gente que tiene 95, 100, 105 años”, señaló Lorenzo Hagerman.

Una frase de uno de los personajes del documental, el italiano Piero Todde con más de 90 años, resume la esencia de su existencia. “Todavía tengo tiempo de hacer muchas cosas’.