20 Famosos con el ‘Síndrome Teresa’

Poseen cuentas millonarias, viven a todo lujo y la economía no es un problema para ellos, pero no siempre fue así. Estos famosos crecieron enfrentándose a la pobreza y sufriendo carencias en entornos modestos.

Estas estrellas, igual que algunos de sus seguidores, tuvieron que enfrentar obstáculos y problemas financieros hasta lograr obtener la oportunidad que cambiaría su estilo de vida por siempre.

Hija de una madre alcohólica y drogadicta, Demetria Gene Guynes –conocida mundialmente como Demi Moore fue criada por su padrastro. Vivió una infancia difícil acostumbrándose a mudarse constantemente -ya que la pareja de su madre cambiaba de trabajo con frecuencia- lo que hizo que sus años de niñez fueran además muy inestables. Finalmente su madre tuvo problemas con la ley y su padrastro se suicidó. Demi ha declarado que estas vivencias de su niñez le ayudaron a fortalecerse y hoy le da gracias a sus años difíciles por contribuir a sus habilidades de adaptación actoral.

Bárba Mori,  protagonista de ‘Rubí’ pasó la mayor parte de su infancia y juventud viajando entre Uruguay y México hasta que su familia decidió establecerse definitivamente en la Ciudad de México. Sus ingresos eran modestos, por lo que a los 14 años tuvo que ayudar al gasto familiar consiguiendo trabajo como mesera de una pizzería, oficio que le enseñó el valor del dinero y el esfuerzo.

Al crecer Elvis Presley se convirtió en una figura emblemática y fundamental para la historia de la música y el rock n’ roll, pero sus inicios fueron muy precarios. La familia Presley dependía de la buena voluntad de los vecinos y las instituciones de asistencia, ya que su padre tenía problemas para conseguir empleo y eventualmente fue encarcelado por fraude, por lo que la familia se quedó sin hogar ni proveedor. Además y para colmo, la familia sobrevivió a un tornado en 1936; aun así ‘El Rey del Rock’ conservó el ánimo y se tomó tiempo para cantar y practicar con su guitarra.

En su juventud y mientras buscaba una oportunidad a la par de sus estudios en el CEA –escuela actoral de Televisa-, Paty Navidad tuvo que dormir en la calle, sortear varias adversidades y sufrir diversas carencias económicas para poder convertirse en cantante y actriz de telenovelas. Recientemente ha declarado que gracias a estas experiencias aprendió a valorar muchas cosas, tanto materiales como espirituales.

La intérprete de ‘My Heart Will Go On’, Celine Dion, creció en una pequeña casa con 13 hermanos en su natal Canadá, y sus padres percibían un ingreso económico muy bajo, por lo que pasó una infancia precaria. Desde temprana edad mostró dotes artísticas, pues pasaba horas cantando en el viejo piano de su familia, talento que le abrió las puertas para conseguir audiciones musicales. Fue hasta que su gerente –y futuro esposo- hipotecó su casa para producir su primer disco, que la fortuna le sonrió y las puertas del show business se le abrieron.

William Levy creció con dificultades económicas en una casa que ocupaban hasta 8 personas de su familia en su natal Cuba. Salió de la isla a los 16 años en busca de un mejor futuro, por lo que llegó a Miami donde se desempeñó por un tiempo como obrero de la construcción y reparador técnico de aires acondicionados. Ya en nuestro país, el galán de telenovelas ha declarado que en Cuba la situación es tan dura que prácticamente no existe un futuro y el dinero escasea, por lo que tuvo que tomar decisiones importantes a muy temprana edad para cambiar su situación.

Hoy es símbolo de la moda, un icono de la mujer ‘fashionista’ contemporánea y modelo de mujer moderna, pero Sarah Jessica Parker proviene de una modesta familia con 6 hermanos en la que la situación era tan apremiante, que los hermanos recibían ayuda de los servicios sociales y la beneficencia. Aunque actualmente posee una fortuna estimada en 100 millones de dólares, no ha perdido el contacto con su realidad y sus orígenes modestos, por lo que suele consumir prendas low cost de segunda mano y evita despilfarrar su dinero.

Antes de vivir una vida llena de lujos y moda glamorosa, la sexy estrella pop de Barbados, Rihanna tuvo una infancia marcada por la violencia y las carencias, pues desde muy pequeña tuvo que dedicarse a cuidar de sus hermanos menores porque su madre trabajaba todo el día para poder mantener a la familia, mientras su padre era un adicto al crack y otras drogas duras.

Famosos que crecieron en la pobreza

Antes de terminar el quinto grado de primaria, el cantante vernáculo, Vicente Fernández tuvo que abandonar sus estudios por falta de dinero en su hogar; fue entonces que se dedicó a trabajar como bolero, albañil, mesero, lavaplatos y otros oficios antes de convertirse en músico. Hasta que a los 14 años ganó el primer lugar en un concurso de talentos en su tierra, Jalisco, y fue así que empezó a cantar en restaurantes, bodas, y fiestas del pueblo, colocando los cimientos de su fructífera carrera como ídolo popular.

Cuando Selena Gómez nació, su madre Mandy Teefey tenía apenas 16 años, era una estudiante de high school y en ese momento tuvo que abandonar sus estudios para sacar adelante a la hoy cantante. Las dificultades monetarias marcaron su niñez hasta que un golpe de suerte la hizo quedarse en una audición para trabajar en Disney Channel, el resto es historia.