Estudio afirma que resolver un crucigrama diario podría proteger de la demencia

Científicos británicos afirman que resolver un crucigrama al día entrenaría al cerebro para un mejor funcionamiento en la vejez

12 Sep. de 2017.- Realizar un crucigrama cada día ayudaría a mantener al cerebro agudo al envejecer, afirman científicos de la Universidad de Exeter y del Kings College de Londres (Inglaterra).

El estudio británico encuestó a un grupo de más de 17.000 personas sanas de entre 50 y 96 años, sobre la frecuencia en que realizaban juegos de palabras como crucigramas.

Los resultados

Entre los resultados se encontró que quienes realizaban crucigramas con mayor frecuencia tenían un mejor desempeño en tareas de atención, razonamiento y memoria.

El profesor Keith Wesnes, líder de la investigación, afirmó “encontramos unas relaciones directas entre la frecuencia de los crucigramas y la velocidad y precisión del rendimiento en nueve tareas cognitivas que evaluaban una variedad de aspectos de la función, que incluían la atención, el razonamiento y la memoria”.

Así mismo Wesnes puntualizó que “en las medidas de prueba de la velocidad de razonamiento gramatical y la precisión de la memoria a corto plazo, la realización de puzzles de palabras se asoció con una reducción relacionada con la edad de alrededor de 10 años”.

Advertencia

Cabe mencionar que si bien el Dr. Doug Brown, director de investigación de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer’s Society) en el Reino Unido, señaló que “mantener una mente activa puede ayudar a reducir el declive en las habilidades de pensamiento”, advirtió que para corroborar que este hallazgo mejora las habilidades, será necesario “evaluar si hay beneficios en personas que empiecen a hacer crucigramas” recalcó.

Los resultados fueron presentados en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer (AAIC) 2017.

Los alumnos de la Maestría en Gerontología que patrocina FUNIBER se mantienen atentos a estas investigaciones que van aclarando qué actividades o buenas prácticas pueden prevenir enfermedades neurodegenerativas como la demencia, por ejemplo.